Los Veteranos desperdician el gran día de Manu

El fútbol sala es un deporte de equipo y como tal, no siempre hace justicia con jugadores con grandes rendimientos individuales. Un gran partido, una actuación relevante, puede quedarse sin premio alguno gracias a un juego en conjunto deficiente.

Eso es lo que pasó este domingo en el Rosa Chacel con nuestro ala/pivot número 14. Como si fuera un vikingo de película, enfundado en su oscuro traje de combate, hacha y espada en mano, empujó a los Veteranos y los mantuvo en partido hasta el último segundo. Pero no tuvo ni un punto de premio, su gran día, coronación de otros tantos grandes días, quedará en el olvido gracias a la suma de despistes y perdidas del resto de los torresanos. No, no quedará en la memoria de la afición el balón superando sin remedio el cuerpo del portero, la red inflada, el loco festejo. Al final, todos recordaremos la infame jugada, la falta de concentración, el error en la definición de todos sabemos quien en el último suspiro que nos dejó sin nada. Perdón Manu, traga veneno, todo se equilibra al final.

img_20190115_093125

En otro orden de cosas, flojo partido de Zuri, que no se recupera desde sus vacaciones y solo hizo cuatro goles. Se sintieron mucho en el rendimiento los pocos minutos que jugaron Cesar, por estar congestionado, y Mariano, por suerte. Carlos lo dejó todo en la primera parte, yendo al piso a recuperar balones y participando activamente en ataque, en la segunda parte cumplió con su parte haciendo lo que mejor sabe. Buen partido de Miguel (ese muchacho canoso que vimos en la cena de fin de año, ¿lo recuerdan?) , con muy buen despliegue por la banda. Y esperamos ansiosos la gran presentación de las Aventuras y Desventuras de los Veteranos.

La semana próxima jugamos en un horario muy poco favorable, pero…  ¡Quién dijo miedo!

#GOTORRE

Anuncios